Spanish Teaching, Our blog for teachers and students of Spanish

Home Page » Post

« Next Article: La Tilde Diacrítica
» Previous Article: Diferencias entre el DELE y el SIELE

Thursday, August 13, 2015 (read 1535 times)
 

Preparar el DELE de Manera Autónoma: Un Riesgo Innecesario

by Lauris

Cuando un estudiante de ELE se plantea el desafío de presentarse a las pruebas del DELE debe ser consciente de que se le presentan varios retos que debe superar, uno a uno, para lograr su deseo. Además de un conocimiento teórico de la lengua (gramática, léxico, sintaxis…) hay una serie de habilidades comunicativas que deben ser tenidas en cuenta a la hora de realizar el entrenamiento previo al examen.

Soy consciente de que la preparación de este examen exige una cantidad importante de trabajo por parte del candidato y de que las circunstancias geográficas de cada uno son muy diferentes: no todo el mundo tiene cerca un centro del Instituto Cervantes y no todos los aspirantes se encuentran realizando estudios en un centro, público o privado, en el que uno o varios profesores puedan estar a su disposición a la hora de solventar dudas y cuestiones que siempre se plantean cuando se busca la excelencia comunicativa.

Si observamos las diferentes pruebas del DELE en los distintos niveles veremos que hay algunas de ellas que se pueden practicar de manera autónoma, solitaria… Nos referimos a la comprensión de lectura y a la comprensión auditiva. Puede practicarse la comprensión de lectura adoptando la rutina de leer frecuentemente textos en español: revistas, periódicos, textos literarios adaptados al nivel del estudiante… También podemos “muscular” nuestro oído escuchando –y en este sentido Internet nos ayuda muchísimo- programas de radio, reportajes de televisión de diferentes orígenes, escuchando música cantada en castellano, viendo películas o documentales…

Pero en mi opinión el problema surge cuando nos planteamos la expresión escrita y la expresión oral.

Aquí es donde el trabajo autónomo hace aguas, y es que por más que nos obliguemos a redactar cada día un texto en castellano o por más que intentemos charlar con alguien de nuestro entorno en español, se pone en evidencia la importancia y necesidad de la figura del instructor, del profesor o profesora que pueda corregir nuestros textos escritos, haciéndonos recapacitar sobre los errores y lapsus cometidos –de los que aprenderemos lecciones que no olvidaremos fácilmente-, aconsejándonos en la adecuación del tono del texto producido y en el uso de los conectores más adecuados al mismo…

En fin, si tenemos en cuenta que una de las pruebas, la de interacción oral, se fundamenta en una conversación con el/la entrevistador/a. Y es aquí donde se revela como absolutamente imprescindible la importancia del soporte de un/a profesional que, por una parte, conozca las características de las pruebas, sepa qué se espera del candidato y pueda ayudar a vencer los miedos y la timidez paralizante que este tipo de pruebas orales pueden sembrar en el estudiante.

Claro que yo soy profesor de ELE y todo lo dicho se puede entender como que estoy arrimando el ascua a mi sardina… Sí, pero no.

Para practicar controlada y constructivamente, sobre todo las producciones oral y escrita, es importante tener una mano dispuesta a ayudar, un punto de referencia y de confianza a quien poder plantear las dudas. Y en ese sentido, hay muchas opciones: desde la realización de un curso presencial específico para preparar el DELE –cosa que recomiendo porque las estadísticas de éxito de mis/nuestros estudiantes en don Quijote me lo confirman- pero que no está al alcance de todos, sea por el tiempo o por el desembolso económico que supone. También se puede obtener la ayuda de un tutor en línea gracias a las maravillas de la videoconferencia, lo que está mucho más dentro del campo de opciones de la mayoría de los estudiantes-candidatos a obtener su respectivo DELE. Por eso no debemos dejar de plantearnos la opción de buscar un buen soporte en Internet que se adapte a nuestras necesidades.

Creo que, para poder tener un alto porcentaje de probabilidades de éxito en el examen DELE, la presencia de un profesor-tutor es imprescindible. Y esto es así dado que en estos certificados se evalúan todas las destrezas comunicativas del candidato. Cuando el SIELE esté en pleno funcionamiento el candidato podrá optar por realizar las pruebas de sólo algunas de las destrezas, pero esto no es posible con el DELE.


Keywords: dele,examen dele,preparación dele,pruebas del dele,preparar el dele

Comments

No comments found.

« Next Article: La Tilde Diacrítica

» Previous Article: Diferencias entre el DELE y el SIELE