Spanish Teaching, Our blog for teachers and students of Spanish

Home Page » Post

« Next Article: 7 Common Mistakes New Spanish Teachers Make and How to Avoid Them
» Previous Article: Take Advantage of Spanish Class Summer Vacation

Thursday, August 11, 2016 (read 1681 times)
 

7 errores que no debe cometer el profesor de español y cómo evitarlos.

by Esther

7 errores que no debe cometer el profesor de español y cómo evitarlos.

Hasta los mejores docentes “meten la pata” alguna vez, a continuación os enumeramos algunos errores que los docentes debemos evitar que tienen que ver directamente con el funcionamiento de una clase de español como lengua extranjera o segunda lengua:

1. No hacer una introducción antes de cada clase. Lo que diferencia a un profesor de español real de uno que “se mete” a dar clases es el que el profesor especializado sabe lo que hace, es un profesional y se prepara las clases, y ¿por qué no transmitir esa profesionalidad al alumno? En solo un par de minutos antes de empezar la clase se puede contar a los alumnos qué se va a hacer (tipo de actividades y dinámicas, recursos que se van a usar) y con qué propósito, para que, además, sean conscientes de su propio aprendizaje. Por supuesto, esto nos vale también de aperitivo, para abrir boca y crear expectación.

2. Instrucciones de las tareas. A menudo no damos importancia a cómo presentamos una nueva actividad a los alumnos y es tremendamente rentable tomarse un minuto para explicarla bien y para captar la atención y buscar la cooperación de nuestros estudiantes, algo así como una captatio benevolentiae.

3. Transiciones entre tareas. En la misma línea que el punto anterior, las transiciones entre tareas o actividades en la clase tienen que cuidarse y tener sentido, hay que saber cómo acabar una tarea y pasar a la siguiente explicando al estudiante muy brevemente por qué o para qué lo hacemos para que tenga la impresión de continuidad y de que el orden de las actividades tiene sentido como secuencia didáctica, no meramente como suma de ejercicios uno tras otro.

4. Cómo acabar la clase. No se puede mirar el reloj, darse cuenta de que no tenemos más tiempo y acabar la clase de manera precipitada. Hay que cortar la clase unos minutos antes de la hora de fin para recopilar, para enlazar con la introducción que hicimos al principio de la clase y dejar que los estudiantes sean conscientes de todo lo que hemos hecho. También para tener tiempo de resolver dudas y de recibir un feedback de los alumnos, para poder así mejorar y afinar más en las siguientes clases.

5. Qué deberes mandar. La elección de las tareas que mandamos a nuestros estudiantes para que hagan en casa debe ser meditada y de acuerdo con un plan específico de aprendizaje. Se deben elegir tareas variadas que ayuden a sistematizar lo aprendido en clase o que sirvan de ayuda para la presentación de nuevos contenidos para la clase siguiente. Debemos huir de mandar simplemente las actividades del libro que no nos ha dado tiempo a hacer o de mandar tareas improvisadas de esas que aburren al hacerlas y al corregirlas. Por ejemplo, buscar información sobre un tema y tomar notas para poder hacer en la próxima clase una tarea en grupo. O una producción escrita que presentar en clase.

6. Traducir. En ocasiones, cuando tenemos a estudiantes con una lengua materna que conocemos, tendemos a traducirles algunas palabras de vocabulario o explicaciones y esto es también un error, ya que debemos usar siempre la lengua meta que los alumnos tienen que aprender, además, si los alumnos tienen diferentes lenguas maternas, es también una forma de favorecer a algunos y perjudicar a otros que debemos evitar siempre.

7. Huir de la enseñanza frontal. Por último, debemos huir de la enseñanza frontal: el profesor no debe presentarse a los alumnos enfrente de ellos como si fuera a dar una lección magistral, debe imperar la figura del profesor como mediador entre los alumnos y el proceso de aprendizaje que deben liderar ellos mismos. Debe sentarse con ellos, moverse de un grupo a otro, ser un facilitador y no una figura estática de pie enfrente de ellos.

A veces es difícil no caer en este tipo de errores, pero con tiempo y voluntad poco a poco los vamos desechando de nuestras clases, porque como dice el refrán: la experiencia hace a la ciencia, ¿no creéis? ;-)


Keywords:

Comments

No comments found.

« Next Article: 7 Common Mistakes New Spanish Teachers Make and How to Avoid Them

» Previous Article: Take Advantage of Spanish Class Summer Vacation