Spanish Teaching, Our blog for teachers and students of Spanish

Home Page » Post

« Next Article: Reglas de Acentuación - Una Propuesta
» Previous Article: Preparar el DELE de Manera Autónoma: Un Riesgo Innecesario

Thursday, August 20, 2015 (read 1554 times)
 

La Tilde Diacrítica

by Lauris

Una cosita sobre los acentos: La tilde diacrítica.

Para todos nosotros, que estamos de la mesa en las clases de ELE, es siempre muy importante mantenernos al día en cuestiones relacionadas con los cambios y las reformas que la RAE introduce en nuestro campo de trabajo.

Una de las cuestiones que siempre nos trae por la calle de la amargura es el uso de la tilde. Para muchos de nuestros estudiantes esta es una causa perdida –dicen- y se resignan a mantenerse en un confortable limbo agramatical y fuera de las normas académicas.

Pero nosotros no podemos caer en ese conformismo pesimista-pasivo. ¡Faltaría más!

Antes de meternos en harina con las reglas de acentuación en español, cosa que haremos la semana que viene, vamos a detenernos en una pequeña reflexión –que se quedará entre nosotros, profes sufridores- sobre el uso de la tilde diacrítica.

Según la Ortografía de la lengua española, la tilde diacrítica se usa “a fin de diferenciar en la escritura ciertas palabras de igual forma, pero distinto significado, que se oponen entre sí por ser una de ellas tónica y la otra átona”, y que, además, normalmente son de categorías gramaticales diferentes.

Vamos al lío. Los monosílabos que debemos seguir diferenciando con la tilde diacrítica con los siguientes, por orden alfabético:

, del verbo DAR, con tilde, frente a la preposición o el nombre de la letra sin ella.

Él, pronombre personal, con tilde, frente al artículo, sin ella.

Más, en todas sus funciones de adverbio, pronombre, adjetivo, sustantivo o conjunción, con tilde, frente a la adversativa, sin ella.

, pronombre personal acompañado de preposición, con tilde, pero el posesivo va sin ella.

, del verbo SABER o imperativo de SER, con tilde, pero el pronombre, que va sin ella.

, como pronombre personal acompañado de preposición, adverbio o sustantivo, con tilde, pero cuando es una nota musical o una conjunción condicional, va sin ella.

Tomarse un a las cinco en punto necesita una tilde, pero la letra o el pronombre no la necesitan.

El pronombre personal de segunda persona singular () necesita la tilde, pero el posesivo, no.

¡Al loro con los cambios!: antes, solo llevaba tilde cuando era un adverbio, ahora no lleva tilde en ningún caso; los demostrativos este, ese y aquel tampoco la llevan, ya sean determinantes o pronombres. Tampoco hay tilde en parejas como di cuando corresponde al verbo DECIR o al verbo DAR –esto ya era así antes, claro-.

Para terminar con este rollo patatero baste recordar que se mantiene la tilde diacrítica en el caso de los interrogativos y exclamativos qué, cuál, quién, cómo, cuándo, cuánto, (a)dónde y la más culta cuán.


Keywords: reglas de tilde,uso de la tilde,tilde diacrítica,tilde en español

Comments

No comments found.

« Next Article: Reglas de Acentuación - Una Propuesta

» Previous Article: Preparar el DELE de Manera Autónoma: Un Riesgo Innecesario