Spanish Teaching, Our blog for teachers and students of Spanish

Home Page » Post

« Next Article: Atrévete a hablar
» Previous Article: El punto de vista es lo importante

Thursday, May 05, 2016 (read 1962 times)
 

El voseo

by Diego

Lauris nos cuenta como acercar y enseñar a nuestros alumnos el voseo.

Cuando estamos enseñando una lengua como el español hay una serie de cuestiones que no deberíamos olvidar o dejar de lado. La interculturalidad, la riqueza y diversidad de nuestra lengua son elementos fundamentales que tenemos que incluir en nuestra programación de cursos y clases.

Un hecho interesante que con demasiada frecuencia se “salta” (por lo menos en lo que yo conozco, aquí en España) es el voseo. Si en algún momento de tu vida como enseñante de español has recurrido a una historia de la famosísima Mafalda o si has preparado una actividad de clase con alguna música de Calamaro, de Jorge Drexler o cualquiera de los fantásticos músicos del cono sur; si has programado una película o un cortometraje argentino, uruguayo o de Paraguay… seguro que te encontraste con este fenómeno.

Cuando nuestros estudiantes tienen interés por la cultura de los países del sur del continente americano, o si van a viajar allá, o simplemente como fenómeno lingüístico importante que marca el acento de muchos millones de hablantes y que la Real Academia de la Lengua recoge en su diccionario (consulta el diccionario online de la Academia y verás cómo en la conjugación de los verbos se ofrece la forma de vos como alternativa al tú); es importante que intentemos que este fenómeno no se convierta en otra forma más que memorizar, sino que intentemos que aparezca una cierta lógica detrás del fenómeno, lo que además de ayudar a comprenderlo, va a afianzar el recuerdo en la memoria del alumno con mucha más fuerza que si se trata simplemente de algo que el profe dice pero que yo no comprendo, pero repito.

Es fundamental recordar que el voseo es un fenómeno que consiste en el cambio del pronombre TÚ por VOS, pero no termina ahí la cosa: además el voseo afecta a la forma del verbo, en el Presente de Indicativo y el Imperativo.

Me gusta aprovechar la oportunidad e intento matar dos pájaros de un tiro cuando se presenta la cuestión del voseo y entonces hacemos una reflexión en grupo –los alumnos y yo, con una discreta manipulación de mi parte para dirigir las cosas en la dirección que me interesa- La cosa viene a ser algo parecido a lo que sigue:

Cuando los españoles colonizaron América del sur el respeto por las lenguas aborígenes no era una idea muy importante, los colonizadores simplemente impusieron su lengua a los nativos esclavizados (que ya tenían sus propias lenguas). De esa manera podemos extraer una idea que, sea históricamente correcta o no, nos ayudará a entender el porqué y el funcionamiento del voseo. Durante siglos, los americanos tenían que usar el castellano para hablar con los españoles, en una relación de servilismo evidente. De esa manera la forma TÚ no era prácticamente utilizada por los americanos ya que para hablar con sus iguales no usaban el castellano, sino su lengua aborigen, fuera la que fuera. Así, la forma de TÚ en el singular y la de VOSOTROS, en el plural, se fueron olvidando, y es un hecho que en prácticamente toda América Latina la segunda persona del plural no se usa apenas, sino que aparece la forma de ustedes, que se utiliza para las personas segunda y tercera del plural, y la cortesía.

En el caso de la segunda persona del singular podemos imaginar que, con el paso de los siglos los americanos fueron, en muchas regiones de sus respectivos países, dejando de usar su lengua original y se decidieron por el español. En este caso sí se necesitaría la forma de TÚ, pero digamos que la habían olvidado a fuerza de no usarla. Lo que Alex Grijelmo llama el genio de la lengua (ese inconsciente lingüístico colectivo basado en el sentido común) llevaría a estos hablantes a fijarse, de manera inconsciente, repito, en lo que les quedaba. Observaron que la única diferencia aparente entre la persona Él y Ellos era la presencia de una N final. Igualmente, la diferencia que vieron entre Tú y Vosotros era que la forma plural tiene una I que no está en el singular. Entonces, la eliminaron y la adoptaron para esa forma nueva que ya no era TÚ, sino VOS (como recuerdo de la forma de cortesía obligatoria con los jefes españoles.

Lo que no notaron es que la forma de vosotros, en presente de indicativo y en el imperativo, tiene el acento en la última sílaba, la terminación, mientras que las formas del singular de los mismos verbos llevan el acento en la raíz.

Y así podemos observar que  el tú hablas se convierte, por arte del voseo, en vos hablás (y en este caso la tilde es necesaria) y que la orden ¡Ven! se transforma en un logiquísimo ¡Vení! en el que la D que caracteriza el imperativo de vosotros desaparece y obtenemos un imperativo de Vos perfectamente regular que escucharemos en Buenos Aires, Montevideo y muchas zonas más a todo lo largo y ancho de América Central y del Sur.


Keywords: voseo, español en Argentina, español en América del sur, español en Uruguay, español en Paraguay

Comments

No comments found.

« Next Article: Atrévete a hablar

» Previous Article: El punto de vista es lo importante